LATEST NEWS

Prostitutas en canarias las prostitutas se enamoran

prostitutas en canarias las prostitutas se enamoran

Fueron tres días y medio de viaje. Ruta que siguen las mujeres rumanas hasta España Alba Martín. Al llegar, dos hombres también rumanos y de aspecto rudo -musculados y con varios tatuajes en brazos y cuello- metieron a las chicas en un caserón antiguo donde había cinco o seis mujeres de origen latinoamericano. En la planta alta de aquel lugar había 25 habitaciones individuales. Allí durmió aquel día y allí, durante los dos siguientes años, conoció el infierno.

A la mañana siguiente, aquellos dos hombres reunieron a todas las chicas en un comedor de la planta inferior. Aquel rostro desconocido les dijo que, a partir de ese instante, trabajarían como prostitutas.

Luego, sin mediar palabra, los dos lugartenientes de aquel individuo las abofetearon a todas. Un par de chicas que se rebelaron recibieron puñetazos en las costillas y alguna patada en las piernas. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años. De cinco de la tarde a cinco de la mañana, todos los días de la semana.

Cada jornada atendió a un mínimo de cuatro hombres. Todo el dinero que ella cobraba se lo quedaba la mafia que la trajo a España, que a su vez pagaba al dueño del local -un español- por el alquiler de las habitaciones. La chica logró escapar en julio de Una mañana, al amanecer, saltó por la ventana de su habitación hasta un patio trasero de aquel caserón.

Luego, cruzó un vallado y salió corriendo. Los servicios sociales también la atendieron. Sin embargo, ella no quiso denunciar ante la Policía Nacional. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano. La chica, de 27 años, es madre de dos niñas de dos y cuatro años. Para protegerla, en el relato anterior se han omitido datos de su historia personal.

El incremento de la llegada a España de mujeres rumanas de entre 18 y 30 años para su explotación sexual en prostíbulos comenzó a mediados de la década pasada, tras una modificación legal del Gobierno fechada en que afectaba a la llegada de extranjeros a territorio español. Desde ese año, la legislación exige el visado a todo ciudadano que quiera entrar en España procedente de países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, Cuba….

Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país. El idioma y la forma de ser, muy similar a la de los españoles, eran sus grandes atractivos para atraer clientes que consumieran alcohol y sexo. Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos.

Una vez dentro de Hungría, que sí pertenece a los 26 Estados del continente europeo que no tienen controles fronterizos internos, el viaje hasta España les resulta sencillo. Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: A principios de septiembre se detuvo a nueve miembros de una organización que prostituía en Ibiza a 10 rumanas, una de ellas embarazada.

Entonces se pone en marcha un círculo perverso: De esta forma, todas las partes ganan, salvo las mujeres. Pero las organizaciones de Rumanía aprendieron de sus hermanos mayores y perfeccionaron su forma de trabajar.

Aunque emplean la violencia con las chicas, nunca les quitan la vida. Su modus operandi es el siguiente. Junto a varios de sus lugartenientes y a las dos jefas que introduce en el grupo para vigilarlas, el proxeneta hace caja con lo generado esa noche por cada una de las mujeres.

Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Es su forma de adoctrinarlas y atemorizarlas.

Tiene otras formas de generar dinero con las mujeres: En el caso de las bodas forzadas, las redes de trata con origen en Rumanía casan a las chicas con ciudadanos extranjeros fuera del espacio Schengen que quieren obtener la Tarjeta de Residencia de Familiares de Comunitarios.

Normalmente, los casamientos se producen con hombres de origen subsahariano, a los que les cobran en torno a Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer de forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa.

Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España. Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos. Al parecer, las mujeres que pagan por sexo son una rareza bien cotizada. En muchas ocasiones tan solo quieren sexo oral o un masaje , y con ellas se puede hablar, pasar el rato y reírse.

Casi siempre llegan con una botella de vino, y en ocasiones comida. Es como tener sexo con un amigo. Me gusta porque me ven como a un ser humano. No solo las prostitutas se han subido al carro del debate, sino que personas con lazos familiares o emocionales con el sector también han querido compartir sus experiencias: Dos de ellas tenían pareja y me contrataron para hacer un trío.

Era algo muy extraño, como si fuese parte de un asesoramiento sexual para parejas. En cambio, la otra era una habitual y se notaba que quería tener una relación, pero que simplemente no tenía tiempo".

Al respecto, otra usuaria, también del gremio, añade: Asimismo, existe un consenso claro entre las usuarias: Al respecto, citan la novela de Gillian Flynn , Perdida , que describe la situación al dedillo: Son atractivas y comprensivas. Respetan mis límites y nunca he sentido miedo a ser robada o violada. Ellas me ven como un ser humano.

La verdad es que a veces los hombres te usan como un objeto. Con ellos siempre tengo la guardia levantada. Soy parte de un grupo de apoyo. Conozco tanto las buenas como las malas historias. Tuve una amiga a la que dispararon en la cabeza por rechazar a un cliente. Algunas han sufrido mucho. Por supuesto, escuchar todo esto y presenciarlo de primer mano ha cambiado mi visión de los hombres. La verdad es que nunca me he sentido amenazada o insegura con una cliente.

Tampoco es que crea que pudiesen conmigo, es solo que nunca temo que lo hagan ", confiesa. Ante la cantidad de comentarios que la acusaban de generalizar, la usuaria matiza: En Titania Compañía Editorial, S.

Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Alma, Corazón, Vida Viajes. Las clientas femeninas son una rareza bien cotizada.

prostitutas en canarias las prostitutas se enamoran

Prostitutas en canarias las prostitutas se enamoran -

Me gusta porque me ven como a un ser humano. Al menos 15 heridos tras explotar una bomba en un restaurante en los suburbios de Toronto. Podría haber ganado una medalla de oro por fingir. Es como tener sexo con un amigo. El término 'cliente' despolitiza la realidad del putero y transmite la idea de que la prostitución es el resultado de un contrato mercantil desprovisto de cualquier tipo de moralidad. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. A veces no me quejaba lo suficiente, o simplemente lo ignoraba. Por Gonzalo de Diego Ramos 2. El 'cliente' accede al cuerpo de una mujer con la misma actitud con la que se compra unos zapatos. Si fuera en las mismas circunstancias, en esos patrones, es lo que les venden Algunas han sufrido mucho. Pero a la leyenda urbana de que hay muchas universitarias que se pagan así la carrera, respondo: A las mujeres que van a entrar en la prostitución les ponen muchas películas porno para que aprendan el oficio.

0 thoughts on “Prostitutas en canarias las prostitutas se enamoran

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *